No es Cuento, es Historia...
El pasado nos impulsa, el presente nos compromete /
Clasificación de los Bienes Culturales
Por Ana Teresa Oropeza
Diario de Sucre, 23 de marzo de 2008

No parece difícil comprender, que a lo largo de la existencia del hombre se van forjando un conjunto de ideas, conceptos y expresiones, que con el paso del tiempo se van consolidando dentro de una sociedad, generando un sentimiento de pertenencia e identidad que nos va relacionando con nuestro entorno inmediato. Sin embargo, identificar que elementos nos relacionan con nuestro pasado, con nuestro presente y con nuestro futuro se convierte en una tarea difícil, ya que, la falta de políticas coherente de conservación y difusión de nuestro Patrimonio Cultural se hace presente en esta época. Así que, en concordancia con la responsabilidad que tenemos como venezolanos de conservar, preservar y difundir nuestro Legado Cultural, en el artículo anterior se trataron los diferentes conceptos sobre Patrimonio Cultural, a continuación, se desglosaran las categorías establecidas para identificar la Diversidad Cultural de nuestro entorno.

Los Bienes culturales, se clasifican o categorizan en materiales o tangibles e inmateriales o intangibles. ¿Cuáles son los Bienes Materiales o Tangibles? Son todos aquellos Bienes Culturales que están construidos por la mano del hombre y han sido constancia de un momento específico en la historia. Lo constituyen los Bienes Muebles e Inmuebles. Cada uno de estas clasificaciones se sub-divide en:

Patrimonio Mueble o los objetos: son aquellos objetos de carácter material que pueden ser trasladados de un lugar a otro, como instrumentos y utensilios que conforman las huellas y símbolos de la actividad humana o que son registros de procesos históricos y naturales, que por sus valores estéticos, funcionales, simbólicos o científicos, fueron empleados en la transformación de una comunidad, adquirido un reconocimiento social. Como por ejemplo: obras de arte, libros, documentos y fotografías antiguas; instrumentos musicales, mobiliario, trajes, armas o joyas, esculturas, entre otros.
Patrimonio Arquitectónico: son aquellas creaciones volumétricas, espaciales o propiamente arquitectónicas, que nos ofrecen el testimonio de una civilización particular, de una fase representativa de la evolución o progreso, o de un suceso histórico. Abarca desde construcciones aisladas hasta conjuntos urbanos, rurales o sitios históricos; así como también desde grandes creaciones monumentales hasta construcciones modestas que han adquirido con el tiempo un significado cultural, más allá de quién sea su creador.
Patrimonio Arqueológico: son todos los vestigios materiales, heredados de nuestros antepasados, producto de la actividad humana a través del tiempo. Lo conforman los objetos de uso cotidiano, religioso, simbólico, comercial, económico, y político, restos de plantas, huesos de animales y humanos, construcciones de piedra y tierra que formaron parte de la vida cotidiana en tiempos pasados.
También dentro de esta clasificación, se encuentra incluido el Patrimonio Natural, que si bien, no son construidos por la mano del hombre son elementos tangibles, palpables y vivibles por él. Siendo en muchos casos, modificado por el hombre para el aprovechamiento económico, social y productivo de una comunidad. Por lo tanto, son todos los bienes naturales que rodean al hombre. Lo conforman los bienes paleontológicos; sitios o áreas naturales, físicas, biológicas, geológicas y fisiográficas; fuentes hídricas marítimas y lacustre, entre otras.

¿Cuáles son los Bienes Culturales Inmateriales o Intangibles, también llamado el Patrimonio Vivo?
Son todas aquellas manifestaciones producto del pensamiento, de la actividad creativa y obra del hombre. Es conocimiento que no podemos palpar o tocar, pero sabemos que están allí, como una forma de cultura ancestral y popular, es decir, las obras colectivas que emanan de una sociedad y se basan en la tradición. Estas tradiciones se trasmiten oralmente o mediante gestos y se modifican con el transcurso del tiempo. Lo conforman las manifestaciones de culto Religioso, Festividades, danzas, música, canto, poesía, literatura, arte en general como expresiones de las fuerza viva de los artistas y de la colectividad. Así como también, la gastronomía, los cuentos, las leyendas, las creencias, mitos, la sabiduría trasmitida de forma oral de generación en generación y todas las habilidades especiales relacionadas con los aspectos materiales de la cultura, como las tecnologías constructivas. Dentro del Patrimonio Inmaterial, también se definen las siguientes sub-divisiones:

Manifestaciones Colectivas: son expresiones ceremoniales, festivas o procesos productivos que abarca grupo de personas, comunidades o sociedades que comparten una historia y propósitos comunes. Lo fundamental es la significación que ellas tienen para esos grupos, caracterizándolos, cohesionándolos y dándoles sentido de pertenencia.
Tradición Oral: se refiere a los testimonios orales, narrativos y discursivos sobre acontecimientos y conocimientos significativos para una comunidad en particular, que se transiten de generación en generación mediante la narración oral: cuentos, cantos, rezos, leyendas o recetas curativas o culinarias.
Creación Individual: son aquellas elaboraciones asociadas comúnmente a un individuo, sea o no conocido, que forman expresiones de gran relevancia cultural. Creaciones plásticas, literarias, interpretativas y audiovisuales.

Una vez definidos los conceptos y las clasificaciones del Patrimonio Cultura, tenemos que referirnos a la importancia en la Valoración del Patrimonio, entendiendo que es una opinión desde el punto de vista artístico, histórico, contextual, simbólico, estético, afectivo, que pueda tener una comunidad u organismos especializados en materia patrimonial, y que les confiere el carácter de Patrimonio Cultural porque constituyen parte de nuestra identidad y de nuestro acervo cultural regional.
Continuando con la necesidad de contribuir a la difusión del nuestro Patrimonio Cultural, al igual que en el primer artículo, se mostrara una ficha técnica donde se ejemplifican algunos de los conceptos teóricos antes definidos.

Salinas de Araya

Patrimonio Material -  Natural. Salinas de Araya
Patrimonio Inmaterial: el  proceso productivo de extracción de la sal.

Ubicadas en la Península de Araya, conforman un paisaje natural rico en biodiversidad, donde se desarrolla un sistema productivo basado en el procesamiento de la Sal como materia básica e indispensable para el consumo humano. Desde tiempos inmemoriales la riqueza salina de esta zona ha sido extraída y procesada, lo que ocasionó diversos enfrentamientos y batallas entre la Corona Española y sus rivales. Con el fin de proteger las Salinas de Araya, la Corona construye la Fortaleza de Santiago de Araya, hacia 1623.

La Cruz de Mayo

Patrimonio Inmaterial. Manifestación Colectiva.
Cantos de Cruz de Mayo. 

Los Cantos a la Cruz de Mayo se desarrollan en el marco de la celebración de la fiesta de la Santísima Cruz de Mayo. Esta celebración fusiona tradiciones indígenas con cantos, imágenes y símbolos de la religión católica, donde se rinde culto a la fertilidad de la tierra. Se realizan como pago de promesas, devoción a un santo o la cruz. Van acompañados de bailes al contrapunteo de los cantantes de galerón.

Patrimonio Material – mueble. La Cruz y los instrumentos

La Cruz la realiza el escultor Ignacio Arenas (1921), cumanés. Pertenece a la colección de la Universidad de Oriente. Los instrumentos el cuatro, la guitarra y la bandolina acompañan a los cantautores de galerones.

Luis Mariano Rivera

Patrimonio Inmaterial. La poesía  y su canto.

Luís Mariano Rivera, (1906-2002) fue destacado intérprete, músico y poeta oriundo de Carúpano, Estado Sucre. Su creación musical fue alternada con el trabajo del campo, de la cual extrajo sus vivencias y anécdotas. Sus composiciones han sido interpretadas por reconocidos cantantes, como por ejemplo: Morella Muñoz, Jesús Sevillano, Gualberto Ibarreto entre otros. Entre sus canciones más destacadas se encuentran: La Guácara, Tucusito, Cerezal, Canchunchú Florido.  El Teatro de la Ciudad de Cumaná lleva su nombre  “Luis Mariano Rivera”, en   merecido homenaje.

Patrimonio material - mueble, el instrumento “Cuatro”.

“El Cuatro” se construye  de madera. La caja es de  cedro y para los detalles utilizan  otras variedades muy apreciadas por los colores y dureza. La factura de estos instrumentos es local, entre los más conocidos están los del valle de Cumanacoa y Cumaná. Sólo las clavijas y cuerdas son importadas.

El Diablo de Cumaná Patrimonio Inmaterial. La danza
Luis del Valle Hurtado,  mejor conocido como El Diablo de Cumaná, Premio Nacional de Danza Folklórica y Patrimonio Cultural Viviente del estado Sucre (1994), se destaca por la creación del personaje al cual interpreta en las celebraciones  de San Francisco, Santa Inés, carnavales y algún que otro momento. Su indumentaria y maquillaje  fueron creados por él. La manifestación comienza cuando la ciudad se impregna por un sonido metálico,  monorrítmico, producido por   golpes de palo sobre una  lata o perola que hace las veces de tambor, ejecutado por  un joven el cual es  parte de la comparsa que le  acompaña y marca el ritmo de la Danza Diabólica que ejecuta el Diablo y el  niño  disfrazado de indio. El público que lo rodea surge espontaneo y se desplazan presenciando  de vez en vez  el ciclo de la coreografía que culmina con la muerte del indiecito.

Fuentes:
IPC, UNESCO
I Censo del Patrimonio Cultural Venezolano. Instructivo de Fichas de Registro.
Cuadernos de Patrimonio Cultural, Serie Inventarios. Sucre 1. Instituto del Patrimonio Cultural. Revista Bigott  Nº 44 , año 1998. Archivo documental Centro UNESCO-AHCES.

  Cacao Café & Deli Gobernación del Estado Sucre Venezuela

Inicio | Mision | Miembros | Proyectos | Contáctenos | Patrocinantes
Viraje | No es cuento, es historia | Imágenes de ayer

Centro UNESCO Amigos de la Herencia Cultural del Estado Sucre
C. Santa Rosa, Edif. San Emilio, Local B, Frente a la Clínica Santa Rosa
Cumaná, Edo. Sucre, Venezuela
Telf.: +58 (293) 4334946 / 4520570. Fax: +58 (293) 4333275
e-mail: info@ahces.com.ve