No es Cuento, es Historia...
Iglesia San Baltasar de los Arias de Cumanacoa,
una joya de la arquitectura Colonial Latinoamericana

Por Jorge Peña

Diario de Sucre, 17 de agosto de 2008
Al Sur de Arenas, en medio del dilatado valle que atraviesa el río Manzanares, se encuentra Cumanacoa, la segunda ciudad del Estado Sucre en importancia demográfica, comercial e industrial.
En sus orígenes tuvo un nombre resonante y una figuración excepcional. San Baltasar de los Arias se llamó,  fue uno de los primeros pueblos de la Nueva Andalucía y centro de las primeras misiones aragonesas, a las cuales debemos atribuir su fundación.
De este hecho se desconoce su fecha histórica; Caulín, en su historia de la Nueva Andalucía, la sitúa en el año de 1717. El Padre José Antonio Ramos Martínez, profundo conocedor de  la historia regional, en su colección de escritos, por su parte, ofrece una convincente documentación donde prueba que la fundación de Cumanacoa es anterior a 1675 y posterior a 1651.”(1)

IGLESIAcumanacoa2

“Fachada de la Iglesia de Cumanacoa. Curioso ejemplo de perduración estilística. Sólo es colonial el primer cuerpo de las torres y la portada. El resto se terminó la segunda mitad del siglo XIX.” - Leopoldo Castedo, Historia del Arte y de la Arquitectura Latinoamericana.

Foto: Graziano Gasparini. Circa  1957


La Iglesia de San Baltasar de los Arias del Valle de Cumanacoa, se comenzó a construir en 1780, siendo el Alcalde la Ciudad, Don Miguel Velásquez. Debido a la guerra de independencia el templo queda inconcluso, para ser terminado casi un siglo después, en 1898, por el padre Rafael Mora. En el Archivo Parroquial de la Iglesia de Santa Inés de Cumaná se conserva el manuscrito que reseña la visita del Oidor del Crimen del Rey Juan Luis de Chávez, quien visitó a Cumanacoa en 1783, y, entre otras actividades, realizó un inventario de los bienes que para la época poseía la Iglesia. Este documento, fuente primaria de la investigación histórica, refleja la importancia de este Templo.
En la descripción que hace Graziano Gasparini,   profesor de la cátedra de Arquitectura Precolombina y Colonial de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela, señala: “La planta de la actual Iglesia, la misma del primer proyecto de fines de siglo XVIII, es de notables dimensiones. Su rectángulo mide  16.90 x 38.70 mts. Al contrario de las de Arenas, las dos torres están a los pies de las naves laterales y guardan la misma anchura de las de aquéllas. Es un raro ejemplo de torres inscritas en el perímetro rectangular del conjunto, la nave central es espaciosa: mide 7.20 metros de ancho, mientras que en las laterales sólo tienen 3.88. Las naves se dividen entre sí por una serie de cinco arcos de medio punto sobre pilastras de ladrillos escasamente decoradas. Una fuerte moldura marca el trasdós de los arcos. El techo, construido a fines del siglo pasado (XIX) es de dos aguas. El del presbiterio es más elevado y a pabellón. (…)
De la fachada solamente es colonial el primer cuerpo de las torres y la portada. Esta, como los laterales,  tiene las dos pilastras, pero, contrario a aquellas,  con entablamento. Arriba de este existe un segundo cuerpo de sabor muy clásico. De interés es la ventana que da luz al coro,  por tener un arco mixtilíneo de composición barroca. “ (2)
            A mediados de la década del 60, del siglo pasado, bajo la dirección del profesor Graziano Gasparini se realizan los trabajos de remodelación que dan a este templo su imagen actual. Señalan algunos ciudadanos que recuerdan los  bienes muebles que poseía esta Iglesia, antes de su restauración entre ellos el retablo del  altar mayor, el púlpito, y los relieves policromados del Vía Crucis, los cuales  desaparecieron  sin explicación alguna.
Al respecto,  comenta Zelmira López (Cumanacoa 1934 - Caracas 2004),  en el prólogo de la Vida y Obra de Artistas Populares del Estado Sucre: (…) “No pretendemos examinar las causas del olvido en que han permanecido no sólo nuestros artistas, sino también las obras de arte, especialmente de arte religioso colonial que deberían ser orgullo para nuestro pueblo y han sido descuidadas o depredados al punto de no ser hoy ni la sombra de lo que quien escribe conoció en su infancia. Como ejemplo la iglesia de Cumanacoa, cuyo púlpito lo recordamos los cumanacoenses de hace algunos años, poseía hermosísimos altorrelieves tallados en madera, ¿dónde está ese púlpito que las nuevas generaciones no llegaron a conocer?”.
Este Monumento,  declarado  Patrimonio Nacional por  el Presidente de la República, aprobado en Consejo de Ministros,  publicado en  Gaceta Oficial nº 26.320 de fecha 02 de agosto de 1960, se encuentra amenazado luego que el terremoto  del día 9 de julio de 1997 a las 15:23:00, hora local, el cual fue de magnitud 6,9; causó daños estructurales a las iglesias del Valle de Montes.
Es oportuno señalar que,  hasta la fecha,  la Alcaldía del Municipio Montes no ha aportado los recursos para  realizar el diagnóstico estructural de las edificaciones; a pesar de que se le entregó en fecha  08/05/2001, al Profesor Luis Gervasio González, Alcalde del Municipio,  un primer dossier con el programa,  la propuesta y el presupuesto elaborado por el Ing. Miguel Cerrolaza, Director del    IMME – UCV.
Ante la falta de respuesta del alcalde Luis G. González,   se le hizo entrega de un segundo dossier al actual Alcalde del Municipio Montes,  Rafael Emilio Barrios,   en fecha 15/02/2005, quien manifestó su interés en el proyecto, y al recibirlo, le manifestó de  forma muy sentida a Antolina Martell, representante del Centro UNESCO Amigos de la Herencia del Estado Sucre, lo siguiente: “Bienvenidos todos los proyectos que contribuyan con el desarrollo de Montes”.

Al respecto nos dice Ivette Hernández Padrón:
 “La Asociación de Amigos de la Herencia Cultural del Estado Sucre (AHCES), le hizo entrega al Alcalde del Municipio Montes, Rafael Emilio Barrios, de un dossier con los trámites realizados hasta la fecha (marzo de 2006), por la mencionada asociación conjuntamente con la comunidad  organizada, las autoridades eclesiásticas y otras instituciones,  en pro del rescate de las iglesias San Baltasar de los Arias de Cumanacoa y Nuestra Señora de la Candelaria de Arenas, las cuales sufrieron daños de importancia a raíz del terremoto de 9 de julio de 97, así como también un programa –Presupuesto para el diagnóstico estructural de las mismas.
El programa – presupuesto para el diagnóstico estructural para las edificaciones religiosas  fue realizado por el Instituto de Materiales y Modelos Estructurales (IMME) de la Universidad Central de Venezuela.”(…)(3)  
Sin embargo,  estamos a la espera de una respuesta a esta propuesta, por parte de la Alcaldía, pues esta gestión se inició hace ya más de siete años (14 de marzo de 2001) y surgió por iniciativa de los ciudadanos del Municipio, razón de peso para que se de comienzo al proceso de restauración y conservación de los Templos del Valle de Cumanacoa.  
cumanacoa.jpg

Interior de la Iglesia de Cumanacoa antes de la remodelación de 1965 – 66.
Al fondo  el retablo del  Altar Mayor  de estilo Barroco Americano.
En la segunda columna a la izquierda, el Púlpito al cual hace referencia Zelmira López.

    Foto: Graziano Gasparini. Circa 1957.
plantaCOA.jpg

Planta de la Iglesia San Baltasar de los Arias

Cumanacoa, Municipio Montes.
  Cacao Café & Deli Gobernación del Estado Sucre Venezuela

Inicio | Mision | Miembros | Proyectos | Contáctenos | Patrocinantes
Viraje | No es cuento, es historia | Imágenes de ayer

Centro UNESCO Amigos de la Herencia Cultural del Estado Sucre
C. Santa Rosa, Edif. San Emilio, Local B, Frente a la Clínica Santa Rosa
Cumaná, Edo. Sucre, Venezuela
Telf.: +58 (293) 4334946 / 4520570. Fax: +58 (293) 4333275
e-mail: info@ahces.com.ve