No es Cuento, es Historia...
El Patrimonio y el Turismo

Por Ana Teresa Oropeza

Diario de Sucre, 21 de septiembre de 2008

Desde la óptica patrimonial, el turismo puede ser una gran herramienta para la conservación y preservación del patrimonio, tanto para los Bienes Culturales en general como para el Patrimonio Natural. Sin embargo, el turismo en nuestro país, igual que el patrimonio, son sectores productivos sin planes coherentes y una gerencia institucional adecuada. Muchos países como México, Perú o algunas islas del Caribe, han desarrollado políticas de gerencia patrimonial y turística, que buscan equilibrar los usos productivos del turismo en aras del intercambio patrimonial.

El Ministerio del Poder Popular para el Turismo de la República Bolivariana de Venezuela, explica así la reciprocidad entre el patrimonio y el turismo: “El patrimonio natural y cultural es la materia prima necesaria para generar en las personas la motivación de trasladarse de un lugar a otro, principalmente por el interés de conocer y experimentar vivencias que son particulares de un destino turístico. La actividad turística es un medio que contribuye a la formación de una conciencia nacional. La actividad turística se vale del recurso patrimonial para permitirle al turista descubrir y conocer la historia, costumbres, tradiciones, gastronomía y espacios naturales de una localidad, región o nación.” Según este concepto nos podríamos preguntar cuando visitamos otras ciudades o pueblos ¿Qué es lo primero que queremos conocer: lo material o su gente? Por ejemplo, ¿visitamos los museos o sitios de interés artístico e histórico, o hacemos tours disfrutando la gastronomía del lugar, me refiero, a qué platos queremos comer o probar? Indiscutiblemente, entre el turismo y el patrimonio existe una relación recíproca, nutriéndose una de la otra y con esta actividad se contribuye a acrecentar la riqueza patrimonial, descubriéndola, valorándola y realzándola.

Por otra parte, el Ministerio también define como producto turístico el: “conjunto de elementos que incluye: recursos naturales y culturales, más infraestructura, más servicios públicos, más actividades recreativas, más imágenes y valores simbólicos. Estos componentes ofrecen beneficios capaces de atraer a turistas porque satisfacen motivaciones y expectativas relacionadas con el tiempo libre.” Para ofrecer un producto turístico, como podemos observar, es necesario contar con la infraestructura (hoteles, playas, plazas, sitios de recreación, etc.) y servicios (agua, transporte, cloacas, etc.) que además, no sólo benefician al turista, sino también a la comunidad en general. Pero este concepto también incluye, los recursos culturales y valores simbólicos, lo que engloba: museos, monumentos, gastronomía, artesanía, danzas, fiestas religiosas y todo tipo de manifestaciones culturales que se desarrollen en una comunidad.

En cuanto al turismo sustentable y sostenible: “es la actividad turística que propicia de manera integral la equidad social, el equilibrio ambiental, el crecimiento económico y el desarrollo humano, mejorando la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras. Se construye de manera corresponsable en la propia comunidad, conservando sus valores históricos, culturales, socioeconómicos y ambientales.”

El Ministerio de Turismo realiza las siguientes recomendaciones al visitar los sitios o lugares catalogados como patrimonio, que me parece oportuno compartir con ustedes:
“Mantener y exigir una actitud de respeto ante la cultura que te acoge. Evitar el deterioro del lugar, obedeciendo las normas allí establecidas para el buen uso del patrimonio. Un mal uso de los atractivos turísticos puede ocasionar un daño irreversible a corto plazo. Cualquier extracción de un bien patrimonial que no esté autorizada te puede ocasionar una sanción legal nacional e internacional. Recuerda que tu eres parte del patrimonio del país, así que resguárdalo, consolídalo, promuévelo, haz que tu comunidad participe en forma protagonista y se incorpore activamente en las relaciones que el turismo genera en la localidad, para bienestar de todos.”

Si nos basamos en la premisa que el turismo es un potencial sector productivo con un escaso desarrollo en el estado Sucre, también es cierto, que dicho sector no puede desarrollarse sin el apoyo del sector patrimonio y cultura, ya que cada uno ellos se encuentran estrechamente relacionados.

En los actuales momentos podríamos afirmar que el Turismo Cultural es una oferta tentadora para muchos viajeros. Y la implantación de políticas coherentes en estos sectores podría consolidar al Estado Sucre como uno de los destinos turístico, patrimonial y cultural más importantes del país.

Bien es sabido, que el Estado Sucre reúne las condiciones ambientales necesarias para ofertarse a nivel turístico por sus hermosas playas, la serranía del Turimiquire y parques nacionales (Mochima, Turuépano, Península de Paria) que engloba una amplia biodiversidad. Pero también agrupa, las condicionantes necesarias a nivel histórico y patrimonial creando una rica diversidad cultural digna de ser mostrada al país y al mundo, como un Destino de Turismo Cultural.

Reflexionemos entonces, ¿Qué sería de un estado o ciudad que no tiene monumentos? ¿Qué sus Centros Históricos no ofertan actividades culturales, gastronómicas, etc.? ¿Qué sus museos están deteriorados o cerrados? Pues no tendría memoria, carecería de identidad y se perdería en el tiempo. Sería un pueblo que sólo viviría en el aquí y ahora, sin patrimonio que legar a las futuras generaciones y mucho menos, ofertar a los posibles turistas.

Parque Nacional Mochima es un área que cuenta con uno de los ecosistemas más valiosos y variados de la región oriental del país, como son los arrecifes coralinos, el bosque nublado, la flora xerófila, manglares y una exuberante y rica fauna marina.

Foto Nelson Garrido. Revista Bigott Nº 44

En Carúpano abundan las Posadas donde podemos deleitarnos con una variada y rica muestra de la gastronomía del oriente venezolano; bellas iglesias, museos y sitios históricos de interés; y eventos internacionales como el Carnaval y la Semana Santa.

Centro Histórico de Río Caribe

Con sus casas que conservan las proporciones y características constructivas tradicionales caribeñas son un atractivo turístico y ejemplo de lo que puede lograr una comunidad organizada conjuntamente con las instituciones.

Parque Nacional Turuépano.

Caño de Ajíes. En ese ramal de río encontramos manglares densos y observamos un extraño efecto, que depende de la corriente, la marea cambia el agua entre dulce y salada. – Los manglares se adaptaron muy bien a este fenómeno. Allí con suerte podremos observar monos Araguatos, serpientes que reposan del calor de la selva en las ramas de los árboles cuyas ramas están sobre el agua y un gran variedad de aves entre ellos la tigana, la corocora roja, gavilán colorado, loros y Tucanes

Fuentes: Manual de Patrimonio Cultural y Turismo. INATUR, MINTUR, USB, IERU. Caracas, julio 2006.
Folletos ¿Qué es un producto turístico? Y Turismo y Patrimonio. MINTUR
  Cacao Café & Deli Gobernación del Estado Sucre Venezuela

Inicio | Mision | Miembros | Proyectos | Contáctenos | Patrocinantes
Viraje | No es cuento, es historia | Imágenes de ayer

Centro UNESCO Amigos de la Herencia Cultural del Estado Sucre
C. Santa Rosa, Edif. San Emilio, Local B, Frente a la Clínica Santa Rosa
Cumaná, Edo. Sucre, Venezuela
Telf.: +58 (293) 4334946 / 4520570. Fax: +58 (293) 4333275
e-mail: info@ahces.com.ve